Make your own free website on Tripod.com
 
Estado Portuguesa
Tierra Espiritual de Venezuela
 
 
Mapa sensitivo de Venezuela
 
Estado Portuguesa
 
 
 

Recomendamos: 

icon_NowButton 

icon_IExplorer


Regiones de Venezuela
 
Tradiciones

 La Coromoto y Guanare Refugio de creyentes 
Guanare representa uno de los más valiosos puntos de referencia para la reconstrucción e interpretación de la historia venezolana. Se trata, en el conjunto de hispanoamérica, de una de las muy escasas ciudades cuya memoria fundacional, fechada el 3 de noviembre de 1591, reposa en el Archivo General de Indias. Así, la atenta revisión de tan valioso documento gracias a la transcripción moderna aportada por el inolvidable investigador Hermano Nectario María, refleja la fuerte impronta religiosa que la Conquista y Colonización emprendidas por la Corona de Castilla y León dejó en esos abruptos parajes. 
A diferencia de lo que aconteció en otros recodos de Venezuela, aquella Guanaguanare, o refugio de las gaviotas como la designaron los aborígenes, se convirtió en polo universal de religiosidad, y específicamente de devoción a la Santísima Virgen María, debido a la aparición de la Madre de Dios, en su advocación de Coromoto, oficialmente reconocida por las autoridades del Vaticano. 
Se trata de la segunda de las apariciones marianas en nuestro continente -la primera tuvo lugar en México, en 1531 , donde el celestial personaje pasó al memorial católico como Virgen de Guadalupe- y precede, cronológicamente, a por lo menos tres de las más señaladas manifestaciones virginales contemporáneas (La Salette, 1846; Lourdes, 1858 y Fátima, 1917) lo que aclara la trascendencia del flujo histórico guanareño. Estas circunstancias explican la atracción devocional de la antigua ciudad llanera y su colosal santuario consagrado por el primer Papa que ha visitado a los venezolanos -en 1985 y 1996 y, significativamente, poseedor de un lema eminentemente mariológico: Totus Tuus (Todo Tuyo en Jesucristo) como puede leerse en su escudo episcopal. 
De la mano, creencias y tradiciones religiosas, además del indetenible factor de la expansión social, motivaron la irrupción de un pueblecillo llamado Quebrada de la Virgen, en las afueras de Guanare, y donde un sencillo y remozado monumento de once metros de altura, inaugurado el 19 de abril de 1944, ha sido proverbial punto de congregación de los creyentes en procura del, hoy diminuto, cauce fluvial donde Nuestra Señora de Coromoto apareció para instar a los autóctonos habitantes de la región a bautizarse. Posteriormente, como aconteció a principios de 1996, en preparación para la llegada del Obispo de Roma, se procedió a mejorar las vías de acceso, incluido el sistema de aguas servidas, iluminación, aparcamiento y asistencia a los peregrinos en consonancia con la inauguración del imponente Templo Votivo, único en su estilo y dimensiones en el hemisferio, dedicado a "La Coromoto" como la distingue el común de los fieles. 
Concebido por el arquitecto Erasmo Calvani en la vía hacia Barinas, el majestuoso recinto religioso parece navegar en la llanura. Su planta mide sesenta metros. Lo caracterizan dos torres paralelas de casi ochenta metros de elevación y un cimborrio, a manera de cúpula -su dimensión es de 54 metros- que coincide con el Altar Mayor. Dotado con otros dos altares -uno dedicado al Santísimo y otro a la Virgen Madre- su piso es de mármol y granito. Tiene capacidad para dos mil quinientas personas cómodamente situadas, además de recintos auxiliares para brindar atención a los visitantes. Constituye importantísima muestra del arte religioso de vanguardia del siglo XX. Lo sustancial, desde el punto de vista de la funcionalidad colectiva, es que el Templo Votivo fue posible gracias a las donaciones de millares de anónimos devotos. Esta unión entre el pueblo y Nuestra Señora de Coromoto, coronada canónicamente como Patrona de los venezolanos el 11 de septiembre de 1952 por el legado de Su Santidad Pío Doce, Su Eminencia Manuel Arteaga y Betancourt, Arzobispo de La Habana, quedó sintetizada en el lema que amparó los arduos trabajos de edificación, a lo largo de veinte años: 
"Dios lo quiere, la Virgen lo bendice y Venezuela lo ejecuta". 

José Visconti


 
[Cordillera de la costas] [Occidente] [Los Andes] [Los Llanos] [Guayana]

servinet@usa.net